Pero ya caminan juntos y el pasado solo es aire.
Desnudos, sin ropa, cabalgando a lomos una estrella rota rascando los cielos al amanecer. Él la mira y ella llora, se funden abrazados con la última hora. Sus cuerpos ya no los disfraza la piel. En un rincón de algún callejón, ella se fue atajando, al otro lao de la vida él la estaba esperando; la luz se vuelve de fuego, “sólo tú, sólo tú” se dicen entre besos.

4 comentarios:

You are beautiful. dijo...

me encanta el blog ! te sigo !
xoxo

escuchando palabras dijo...

muy dulce, feliz domingo!

Drea dijo...

Y mientras ella llora, él piensa si de verdad hace bien al dejarla escapar. Y mientras él la mira, a ella le tranquiliza pensar que él se arrepentirá de hacerla llorar.

Carmen dijo...

muchas gracias a todas :) igualmente <3