Pero ya caminan juntos y el pasado solo es aire.
 A veces, realizamos pequeños movimientos, pequeños gestos que, sin darnos cuenta, significan algo grande en nuestras vidas. Así, el simple hecho de llorar puede provocar un gran cambio en nosotros. Y muchas de estas pequeñas cosas son las que al final marcan nuestra historia, las que marcan nuestro camino, las que nos identifican. A mí, por ejemplo, me da igual si piensan que puedo llegar a estar loca, que solo me río o que sólo lloro, lo importante es disfrutar y sacar tus sentimientos y que los demás los sientan... 

3 comentarios:

escuchando palabras dijo...

mientras vos te valores todo esta bien...buena semana para ti!!

aLicia dijo...

Estoy enamorada de tu blog *-* Pásate por mi nuevo blog si quieres:)
http://cristaltintado.blogspot.com/
un beso!

Carmen dijo...

Ya me he pasado, me ha gustado mucho :)