Pero ya caminan juntos y el pasado solo es aire.





Prométeme que mañana me querrás más que hoy, que seré en quien pensarás día y noche, que todos tus te quieros serán solo para mí y que nunca me vas a dejar sola. Prométeme que no irás por delante o por detrás de mí, si no a mi lado; que sólo me besarás a mí y que seré la dueña de tus labios. Prométeme que cada vez que caiga tú estarás ahí para ayudarme a ponerme en pie; prométeme que nunca olvidarás cada momento que vivamos...