Pero ya caminan juntos y el pasado solo es aire.
Y un día sin tu esperarlo, me fui. Sí, seguía allí pero me había ido. Ni rastro alguno de nosotros. Como si no hubiéramos existido nunca, como dos completos desconocidos que se conocían demasiado bien.
Quizá lo más doloroso fue irme sin hacer ruido, sin portazo, sin abrazo de despedida, sin reproches, sin regalarte ni una puta lágrima después de todo lo que fuimos. 
Y bueno, todo siguió igual. Tú no te ibas a morir sin mi, y yo no mataba por tí.

1 comentario:

Princess Andii A. dijo...

ME GUSTA MUCHISIMO TU BLOG, ME GUSTARÍA SABER DE DONDE SACAS LAS FRASES, SI SON DE LIBROS Y ME GUSTARÍA SABER EL NOMBRE DE ALGUNOS O SI SON SIMPLEMENTE UNA VAGA INSPIRACIÓN, POR FAVOR, RESPONDERME.